Sandía y melón

PLATINA aumenta el calibre de frutos reduciendo el uso de hormonas exógenas de síntesis y minimizando el riesgo de obtener frutos rajados o ahuecados, como ocurre en ocasiones con el melón tipo piel de sapo por el uso de tratamientos sintéticos para su engorde. En sandía se evitan los frutos deformes.